Inicio Portada Acusa Gobernador a Alcalde de Tlaxcala

Acusa Gobernador a Alcalde de Tlaxcala

4 minuto leer
0
0

El gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez, responsabilizó al alcalde de Ixtenco, Miguel Caballero, de la violencia que se desató en este municipio.

El Mandatario aseguró que fue equivocada la decisión que tomó de recuperar la Alcaldía mediante la fuerza pública y no priorizar el diálogo.

La presidencia de esta demarcación de origen otomí, está tomada desde enero pasado por vecinos inconformes con el gobierno municipal.

Según ellos, la Administración se ha caracterizado por malversación de recursos y falta de obra pública.

Este miércoles Caballero Yonca quiso recuperar sus oficinas con la fuerza pública de otros municipios; sin embargo, la estrategia dejó al menos 20 heridos y ocho patrullas dañadas.

En entrevista, Mena Rodríguez expuso que desde que inició la controversia entre el gobierno municipal y los gobernados,fue atendida por la Secretaría de Gobierno y su titular, Tito Cervantes.

El Gobernador insistió en que se habían conducido a través del diálogo a las partes involucradas, empero, fue el munícipe el que rechazó esta vía de solución.

«Debo ser categórico, que el presidente municipal desatendió e ignoró la postura del secretario de gobierno (Tito Cervantes) de mantener el dialogo, de no iniciar una postura de conflicto sino al revés de distender la circunstancia a partir de pláticas», apuntó.

«(Queremos) dejar en claro que el secretario de gobierno fue claro en términos de que no era procedente tensar la situación con una postura como la que planteaba el presidente municipal, él desatendió la postura del secretario de gobierno que era un llamado a la prudencia», agregó.

Por tanto, deslindó al Gobierno estatal del uso de la fuerza pública que provocó un severo enfrentamiento en esa comuna.

«No participaron policías estatales en esta circunstancia, en este hecho, las pláticas continúan en este día por parte de la secretaria de gobierno», insistió.

Durante el conflicto, participaron policías municipales incluso los de Grajales y San José Chiapa, Puebla, a petición del alcalde y el director de seguridad pública municipal, César Ordóñez.

Hasta que los lugareños, aparentemente estaban en calma y se habían dispersado, entraron al lugar elementos de la Policía Estatal para resguardar la presidencia municipal.

«El estado ha llegado a atender esa condición con la mayor atención y disposición de volver a la normalidad», acotó.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Portada

Deja una respuesta

Mira además

Barcos de sardina matan aves marinas protegidas sin que 4T lo impida

      La dependencia federal es un cero a la izquierda ante la pesca ilegal de sardina en …